En todos los pueblos del mundo, desde que el hombre tiene memoria, los adultos y ancianos suelen menospreciar los valores de los jóvenes. Se les tacha de superfluos, vagos y totalmente desorientados en los valores en los que se deberían educar.

Sin embargo esta semana en el municipio de Guaymate, que no se escapa de estas criticas, hemos podido vivenciar un muestra espontánea de amistad, unión, valor y emotividad.

El asesinato a puñaladas de Joel, un muchacho de la comunidad, en Higuey, ha levantado todo tipo de comentarios. Pero lo que es realmente valioso es la reacción de sus amigos y compañeros.

En Guaymate cuando el dolor es profundo, se expresa con música, ritmo y baile. Todos sus amigos organizaron una marcha en su nombre durante el sábado por todas las calles de Guaymate. Manifestaban su dolor, su rabia e impotencia por la perdida brutal de su amigo. desde este espacio apoyamos y sentimos el dolor de la familia a quienes les transmitimos nuestro más profundo pésame.

Antes de terminar quisieramos resaltar el valor de los jóvenes de Guaymate que han demotrado que no viven indiferentes al dolor de sus vecinos y que se movilizan para manifestar sus sentimientos y pensamientos de manera creativa y pacífica. A todos ellos mis respetos.

Pero una cuestión que no bebe dejarse en el aire es cuando la comunidad de Guaymate se moverá no sólo por sus jóvenes perdidos sino por los que todavía no se han perdido, cuando la comunidad de Guaymate se organizará para que algo así no vuelva a suceder.

Los comentarios están cerrados.